Did you?

Yes, I did indeed. Respuestas afirmativas en conversaciones sin salida en calles tranquilas. Pubs con barbies de mucho maquillaje y conciertos privados para los “dad kids”.

Se retrasa el tiempo en la ciudad sin relojes de los niños perdidos.  Las canciones se convierten en puertas mágicas ante la falta de comunicación, completadas de ese lenguaje universal de las miradas (que pena que ya no se usen los abanicos). El desdoblamiento de personalidad puede llegar a ser peligrosos cuando la boca habla en una lengua que el corazon ha dejado de sentir, quiezás empiece a hacer frio.

Cambien, evoluciones, caminen siempre hacia delante y cuando les preguntes sorprendido acerca de alguna de las fechorías de su vida, responda con la cabeza bien alta:  Yes, I did indeed.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s