New words, new steps. I don’t know why…

El sentimiento en pertenencia a un lugar es algo que se me escapó entre los dedos de mis manos hace ya mucho tiempo. Por eso las noches de comida y canciones te acogen como el autobus de Alex en Canada. Quién ha vivido fuera de la tierra que lo vió nacer entenderá que cuando el ser humano decide quererse lo hace a lo grande, prepara una buena cena  y luego se come con los ojos.

El amor de Hedwig es algo que adhiere a la piel y te encandena para siempre, pena que en la vida el botón de Rewind esté sujeto a variables no manejables por la voluntad del ser humano, aunque las canciones y los olores siempre ayudan.

Hoy escribo que debía hacer escrito hace 3 días, me permito el lujo de hacerlo en primera persona por qué las circunstancias lo requieren, me maravilla la manera es que mis amigos tienen de quererse y su voluntad de amar, me asombra como la palabra familia se extiende a un casa sin salón y como ver que ellos no se detienen, ellos cojen aviones, trenes, barcos y si pudisen cogerían hasta globos solo por el simplemente acto de seguir queriéndose.

Las palabras se desornedan y se ordenan de manera diferente aquí y a mi se me clavan entre los pulmones, pero aún tengo que aprender a respirarlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s