Margaritas

MargaritasUn pantera negra de dos metros, un peso pesado sacado de una peli de Tim Burton y una mesa camilla de sonrisa inagotable. El MacGuffin una pinta. Para que no lo sepan la pinta es un vaso grande en los que se sirve cerveza medio fría medio caliente (según el nivel de positivismo del individuo que la esté bebiendo).

El escenario era Kingsland Road hacia las ocho de la tarde, el sol cayendo y el viento batiendo. La conversación una incógnita, pero no se preocupen si ustedes son de los que necesitan respuestas…

-Hablaban de Rose y de como el otro día mientras sacaba el pollo del horno un enorme ruido hizo sacar a los niños de sus habitaciones y a su marido del sofá de escai. Todos pensaron en el drama, pollo danzando en el suelo y en estomágos vacíos. Sin embargo el estruendo no era más que una ventosidad que su madre no pudo aguantarse ante el plato de “beans” que había desayunado aquella mañana. 

Para los que el resultado les da igual, disfrutan ante la incógnita de los finales abiertos o simplemente son amantes del cine de Jarmusch cierren los ojos después del segundo párrafo de este texto y fundan a negro. 

Pd: Esto es lo bueno de ser moderno, actual o gilipoyas, que uno no tiene que dar explicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s