Meeting Eric

Eric lleva sombrero en casa y su lista de reproducción es diversa y extraña: 3 horas de puro jazz, 1 canción de Beyoncée, luego algo de eléctrónica, por la tarde algo de blues americano de los años 40 y vuelta al jazz. Al fin y al cabo él toca el clarinete. Silba  sin parar y pisa fuerte, a veces creo que va a romper  las escaleras y la casa se nos va a caer encima. Le gusta el queso porque ha vivido 15 años en Francia y no habla mucho por que su padre es sueco.  El pasado fin de año fue a la ópera de Paris por qué le gusta mirar al techo que está pintado por Chagal.

Hace 11 días que conozco a Eric, aún no sé si me gusta, no sé si le gusto, pero me encanta conocer a gente nueva para disfrutar de este estado donde todavía puedo inventarme sus vidas,  jugar al escritor que cubre arrugas con recuerdos de la infacia y buscar rupturas traumáticas en la sonrisa nerviosa de unos labios.

Hoy le compré un huevo kinder y no sonrió, de repente pensé que aquello le recordó a su ex novia y se puso triste. Yo también  me puse triste  por que Raque siempre me compra huevos kinder cuando estoy con ella. Yo creo que a Raque le gustaría Eric, a mí aún no lo sé.

PS: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, ya que la imaginación es mucho más divertida que la realidad.

Un comentario sobre “Meeting Eric

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s