Aquel año en el que nos robaron el verano.

Aquel 2012 cuando aún vivíamos en la Isla nos robaron el verano. Se llevaron sin preguntar nuestros sueños imposibles que siempre parecen posibles cuando se discuten en la terraza de un chiringuito de playa. Aquel verano echábamos de menos los bañadores secándose en los lugares más insospechados de la casa y el olor a crema hidratante. Incluso temíamos que el sol se hubiese ido para siempre.

Aquel verano nos robaron el derecho a descansar y no pensar ¿por que cuando si no en verano se le concede  al ser humano la posibilidad de tumbarse medio desnudo en un espacio público y no hacer nada?

Llevamos meses sin ver el sol y esta lluvia incesante carece ya de cualquier valor melancólico. Llueve sobre mojado y si no mojamos más acabaremos por descomponernos en micro partículas ante cualquier encuentro físico.

Las gotas contra la ventana nos dicen que el tiempo pasa y el gris uniforme de estos días alarga la rutina de un  mes que podría ser cualquiera, ya que en Inglaterra este año nos han recortado hasta las estaciones.

Escribo en pasado aún a sabiendas de que esto es mi tiempo presente, pero como se dice en mi querida Galicia: “Nunca choveu que non escampara”.

🙂

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s