My double

WDNSiempre de madrugada, en ese se camino fantasma que solo uno recuerda como un sueño suelo escribir algo en pocas líneas,  como si fuese un último intento de mi cerebro de ser persona, de resumir la noche, de darle un sentido más allá que la montaña de latas vacías y cigarrillos de papel.

“La piel desquébrajandose, enrojecida, enfurecida por algo tan inerte a mi que me es absolutamente incontrolable¨

Olvido ahora el por que de aquellas palabras y sin embargo no dejo de sentirlas como mías.

Entre avión y avión he empezado a desdoblarme, a acostumbrarme a la amargura de cada despedida, y aprender que el tiempo y la rutina borran desgraciadamente cada lágrima,  y que el ser humano es se adapta más que los camaleones. Y por supuesto todo tiene un punto y a parte, pero entre tanto ir y volver me he construído un lindo círculo de puntos suspensivos que salto con los ojos cerrados.

A mis 19 años escribí en un intento fallido de convertirme en poeta 20 poemas, los titulé Resacas. Cada poema era escrito después de una noche deambulando por esas calles húmedas de Santiago. Mi objetivo era llegar al número 20,  el día de mi 20 cumpleaños, escuchar 20 years de Placebo, siempre me ha gustado el número 2. Aún conservo aquella maraña de miedos y sueños que se abrazan a las páginas de una vieja moleskine negra. Hace poco las releí y me di cuenta de que faltaba la número 20. Si la última, yo recuerdo haberla escrito pero la página no esta y tampoco la copia en mi ordenador. Así que igual esa otra yo, la que se había ido ya de Santiago se la llevó, o quizá nunca la llegué escribir por que cerrar círculos siempre me anuda el estómago.

Los escenarios cambian y las circunstancias se han hecho más de cemento , han perdido el color azul del mar, pero siguen siendo igual de duras , o igual más por que ahora las palabras y las resacas se empapan de camas vacías y amigos a los que no puedo abrazar.

Por favor no se tomen en esto como el diario melancólico de una adolescente pérdida, aunque si releyese esto mañana yo pensaría lo mismo. Pero sí mírense al espejo y perfilen un dibujo de su cara con los ojos cerrados, no vaya a ser que les roben esa vida que aún les queda por vivir.

Canción Hollywood Forever Cementery Signs de Father John Misty

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s